Descripción del proyecto

¿Qué Puede Intoxicar a un Perro?; En los seres humanos, pensamos que la intoxicación alimentaria es la ingestión de alimentos contaminados con bacterias, virus, parásitos o las toxinas de estos agentes, que, a su vez, nos hacen enfermar.

Los signos más comunes de intoxicación alimentaria en las personas son náuseas, vómitos, diarrea, fiebre y dolor abdominal, todo ello a las pocas horas de haber ingerido el alimento.

Sin duda, cualquiera que haya tenido un perro probablemente haya experimentado la «alegría» de algunos de estos síntomas cuando su perro come algo que no debería. Por lo tanto, si nuestros perros experimentan síntomas similares, también debe tratarse de una intoxicación alimentaria, ¿no?

A continuación te vamos a explicar por qué se intoxican los perros y qué hacer al respecto.

¿Qué Puede Intoxicar a un Perro?

4,5 / 5
¿Qué Puede Intoxicar a un Perro?

¿Pueden los Perros Intoxicarse con los Alimentos?

Bueno, la respuesta directa a esta pregunta tan sencilla es que sí… y también que no.

La intoxicación alimentaria en los perros es una cuestión un poco más matizada. La mayoría de las veces, no se trata de una verdadera intoxicación alimentaria, sino de un alimento inadecuado que no le sienta tan bien como podría o debería.

Los veterinarios se refieren cariñosamente a esta condición como «tripa basura», ya que los perros son muy propensos a disfrutar de los tesoros prohibidos.

Pero todavía hay varias cosas que pueden causar una verdadera intoxicación alimentaria en los perros.

¿Qué le Puede Causar Intoxicación a un Perro?

Debemos estar atentos a lo que los miembros de nuestra familia peluda tienen acceso en casa o cuando están fuera.

¿Qué puede intoxicar a un perro? He aquí algunas cosas que pueden provocar una intoxicación alimentaria en los perros:

Basura y compost

Nuestros perros pueden considerar la basura como un manjar canino, pero estos artículos contaminados deberían estar prohibidos para los miembros de nuestra familia peluda. Cualquier alimento podrido o con moho puede provocar una intoxicación alimentaria en los perros.

Por esta razón, también hay que asegurarse de que el cubo de compostaje de la cocina y la pila de compostaje del exterior sean inaccesibles para las mascotas. Un perro puede acabar falleciendo después de asaltar la pila de compost del vecino.

La basura también puede contener bacterias capaces de provocar enfermedades más graves.

Animales muertos

Deberás asegurarte de que tu perro no pueda acceder a animales muertos o en descomposición que se encuentren en el bosque o al lado de la carretera.

Estos cuerpos son portadores de bacterias o parásitos graves que pueden causar trastornos estomacales y, en algunos casos, enfermedades muy graves.

Materia fecal

La materia fecal de cualquier tipo (que parece ser tan tentadora para muchos perros) puede causar graves trastornos estomacales.

Alimentos o golosinas para perros retirados del mercado

También debes estar atento a los alimentos o golosinas para perros retirados del mercado, que pueden hacer que tu cachorro enferme.

Alimentos crudos o poco cocinados

Aunque se trata de una moda dietética reciente, la carne, los huevos y los huesos crudos o poco cocinados pueden provocar enfermedades importantes si no se manipulan adecuadamente. Además de poder provocar una intoxicación alimentaria en tu perro, los huesos también pueden crear cuerpos extraños que requieran una extracción quirúrgica.

¿Cómo Saber si Mi Perro se Intoxicó con Comida?

Ya sabemos qué puede intoxicar a un perro. ¿Cómo puedes saber si tu perro está intoxicado?

Por lo general, los síntomas de la intoxicación alimentaria en los perros incluyen alguna combinación de vómitos, diarrea, disminución del apetito, letargo y deshidratación. Algunos animales pueden mostrar ciertos signos neurológicos, como falta de coordinación, temblores y, en casos graves, incluso convulsiones y colapso.

Dependiendo de lo que haya comido tu perro, de la cantidad y de su sensibilidad, los signos y la gravedad pueden variar. Probablemente, los síntomas más comunes de la intoxicación alimentaria en los perros suelen ser los vómitos y la diarrea.

¿Qué Hacer si Mi Perro Está Intoxicado?

Por regla general, intenta dejar a tu perro en ayunas durante un día cuando empiece a vomitar: ofrécele agua, pero no comida.

Si sigue vomitando durante ese periodo de tiempo, debe someterse a un examen veterinario. Si el perro no vomita en ese día completo, pero luego comienza a vomitar de nuevo después del ayuno, necesitas ver a un veterinario.

Si en algún momento tu perro empieza a vomitar agua, parece sentirse mal o muestra algún signo neurológico, llévalo a una clínica de urgencias o a tu veterinario inmediatamente.

Siempre es más seguro que tu mascota sea examinada por un veterinario. El tratamiento es más sencillo, más eficaz y, probablemente, menos costoso cuando se realiza a tiempo. Además, podemos ahorrarle a tu cachorro muchos disgustos en la barriga.

Intoxicación Alimentaria vs. Toxicidad Alimentaria

Ya sabemos qué puede intoxicar a un perro, pero vamos a ver la diferencia entre una intoxicación alimentaria y un alimento tóxico.

A veces, lo que crees que son síntomas de intoxicación alimentaria en los perros puede ser en realidad signos de toxicidad alimentaria.

Alimentos humanos que son tóxicos para los perros

Hay muchos alimentos humanos que pueden causar malestar gastrointestinal en los perros sin ser realmente una intoxicación alimentaria.

Algunos alimentos humanos pueden incluso causar graves complicaciones de salud, por lo que siempre es mejor discutir la dieta de tu perro con tu veterinario.

Los artículos que causan toxicidad alimentaria en los perros incluyen:

  • Alcohol.
  • Chocolate.
  • Café.
  • Nueces de macadamia.
  • Frutos secos.
  • Leche/lácteos.
  • Cebollas, cebollinos y ajos.
  • Sal y aperitivos salados.
  • Xilitol (suele encontrarse en los chicles y caramelos sin azúcar).
  • Masa de levadura.
  • Comida para gatos (muy rica en grasas).

Algunos de ellos pueden ser seguros en pequeñas cantidades, mientras que otros pueden resultar mortales en cantidades mínimas. Asegúrate de mantener estos artículos, y todos los alimentos para humanos, almacenados de forma segura donde los perros no puedan acceder a ellos.

Restos de la mesa y aperitivos de la acera

Además, algunos perros son más sensibles que otros, por lo que una pequeña cantidad de comida humana para un perro puede ser suficiente para enfermar a otro.

Presta atención en tus paseos para asegurarte de que tu cachorro no se contagie de cosas como restos de pizza que se hayan derramado de un cubo de basura u otros tipos de aperitivos de la acera.

A algunas personas también les gusta compartir las sobras de la mesa con sus perros, pero para estos, esas sobras suelen tener más grasa de la que es saludable para el canino medio.

Para los perros sensibles a las grasas, incluso un pequeño tentempié (ya sea una sobra de la mesa o recogido durante un paseo) como una cuña de queso, un perrito caliente o un trozo de piel de pollo es suficiente para provocar una inflamación del páncreas (órgano que segrega enzimas digestivas en los perros). Esto puede dar lugar a un ataque grave de pancreatitis con vómitos o diarrea.

Aunque los síntomas de la pancreatitis pueden ser similares a los de la intoxicación alimentaria en los perros, suele ser mucho más grave e incluso puede ser mortal.

En general, lo más seguro es ignorar esos ojos y patas suplicantes y seguir con un plato de pienso saludable. Si deseas introducir algún alimento nuevo en la dieta de tu cachorro, consulta siempre antes a tu veterinario.

Causas de Envenenamiento más Habituales en los Perros

Como ya hemos comentado, los síntomas tóxicos graves que puede sufrir nuestro perro pueden estar provocados por agentes tóxicos que se encuentran tanto en el entorno doméstico como en el exterior, y cuyas causas u origen pueden ser muy diversas. Aquí repasaremos algunas de las sustancias más peligrosas y dañinas que pueden poner en riesgo la vida de nuestro perro:

  • Medicamentos para humanos. Los medicamentos para la presión arterial, los analgésicos, los antiinflamatorios y calmantes, los antidepresivos, entre otros, ofrecen un gran alivio para nuestro dolor, pero son verdaderos venenos para nuestros perros. Pueden causar insuficiencia hepática y renal, úlceras de estómago y arritmia.
  • Insecticidas, pesticidas, fertilizantes, cebos y productos para el control de plagas. Si nos damos cuenta de que nuestra mascota ha ingerido alguno de estos productos por vía oral, debemos acudir urgentemente al veterinario.
  • Productos de limpieza y detergentes. Los colores y aromas intensos de algunos productos de limpieza resultan muy atractivos para nuestros perros, especialmente si tienen un olor dulce o afrutado. La ingestión de estos productos puede causar graves problemas gástricos o respiratorios.
  • Alimentación humana. Es bien sabido que los alimentos humanos no son bien digeridos por nuestro compañero canino y que algunos de ellos pueden incluso causar graves problemas de salud, como el chocolate, el aguacate, las nueces, las uvas, las pasas, etc.
  • El alcohol y el tabaco. Bajo el efecto de estas sustancias, las consecuencias son similares a las que sufrimos cuando abusamos de ellas, desde vómitos, mareos y graves problemas respiratorios hasta el coma e incluso la muerte.
  • Plantas venenosas, plantas ornamentales y hongos venenosos. Los síntomas producidos por la intoxicación por verduras, plantas ornamentales e incluso algunos hongos difieren según la especie ingerida. Los más tóxicos son los tomates, las espinacas, el azafrán, la azalea, la belladona, el tejo, la cicuta, las setas, etc.
  • Insectos y animales venenosos. Si tu perro muerde un sapo, por ejemplo, puede envenenarse. Las mordeduras de serpiente, de insectos y de artrópodos también son muy tóxicas para ellos.
  • Pinturas industriales y anticongelantes. Los productos que contienen etilenglicol tienen un sabor dulce y animan a los perros a lamerlos si tienen fugas y se envenenan.

Consejos para Prevenir la Intoxicación Alimentaria en los Perros

Después de explicar qué puede intoxicar a un perro, lo más importante es saber prevenir estas situaciones.

Guarda todo lo que no sea seguro, guarda la basura bajo llave y no dejes alimentos en la encimera que tu perro pueda intentar coger. También debes avisar a los invitados de que no deben dar a tu perro restos de la mesa u otros alimentos humanos.

Revisa tu jardín con regularidad para asegurarte de que no hay ningún tentempié potencialmente peligroso. Si te diriges a una zona en la que no puedes buscar riesgos, lleva a tu perro con correa. Esto te ayudará a controlar a qué tiene acceso tu perro y a prevenir posibles problemas.

Utiliza siempre una correa cuando saques a pasear a tu perro para asegurarte de que no pueda encontrar bocados prohibidos por el camino. Lo ideal es que también enseñes a tu perro a «soltarlo» en caso de que coja algo tóxico que pueda causar una intoxicación alimentaria.

Algunos perros tienen estómagos a prueba de bombas; otros animales sólo ven algo que no deberían comer y se ponen enfermos.

Conocer a tu mascota y los alimentos a los que puede estar expuesta te ayudará a prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos.

Conclusiones

Nuestros perros son animales curiosos y tienden a probarlo todo, por lo que es muy probable que en algún momento de su vida nos den un susto tras ingerir o comer alguna sustancia tóxica.

Si hemos visto que lo hacen, es muy importante actuar con rapidez, llevarlos al veterinario de urgencias, identificar en lo posible el tipo de veneno y la cantidad aproximada que han podido ingerir y prestar atención a los síntomas que presentan para proporcionar al especialista la mayor información posible con el fin de darles el tratamiento que necesitan.

Si crees o sospechas que tu perro ha ingerido una sustancia tóxica, ponte en contacto con un veterinario lo antes posible.

Vídeo: ¿Se ha Intoxicado Mi Perro? Cómo Identificarlo y Actuar Correctamente | ¿Qué Puede Intoxicar a un Perro?

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un auxiliar especializado en el mundo de la veterinaria, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo de la salud animal, estudia un curso o Máster especializado online. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

Curso de Auxiliar Veterinaria Online

Ver Formaciones de Auxiliar de Veterinaria
No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «¿Qué Puede Intoxicar a un Perro?», te animamos a realizar un curso de auxiliar de veterinaria online o físicamente! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Perros » ¿Qué Puede Intoxicar a un Perro? | Curso Auxiliar Veterinaria Online