Cosas Curiosas Sobre Hurones; Si quieres una mascota activa, juguetona y traviesa que te proporcione un sinfín de diversión, un hurón puede ser la mascota adecuada para ti.

Pero antes de que traigas a casa una de estas pequeñas criaturas alborotadas, en Curso de Auxiliar Veterinaria Online te presentamos datos y curiosidades sobre los hurones que debes saber y el cuidado adecuado de los mismos.

Ver ¿Cuántas Clases de Hurones Hay?

Cosas Curiosas Sobre Hurones. Datos y Curiosidades de tu Mascota

Cosas Curiosas Sobre Hurones. Datos y Curiosidades de tu Mascota

1. Los Hurones son Ilegales en Algunas Zonas del Mundo

Antes de adoptar o comprar un hurón, debes consultar las leyes locales. Los hurones como mascotas están prohibidos en los estados de California, Hawái y Nueva York en Estados Unidos. En Argentina sólo se pueden importar certificando su esterilización.

Aunque los veterinarios de estos lugares siguen tratando a los animales enfermos, la adopción o compra de nuevos hurones no está permitida. Si vives en una de estas zonas, es mejor que te plantees adquirir otro tipo de mascota.

2. Los Hurones Tienen un Olor Fuerte y Almizclado, Incluso Cuando Están Desodorizados

Otra de las cosas curiosas sobre hurones es que tienen unas glándulas aromáticas cerca de la base de la cola que producen un aceite potente con olor a almizcle.

En muchas de estas mascotas domésticas, estas glándulas se extirpan quirúrgicamente durante un proceso cuando los animales son muy jóvenes, antes de ser vendidos. Los hurones que conservan estas glándulas huelen tanto a almizcle que la mayoría de la gente no los querría como mascotas.

Sin embargo, incluso después de que se les haya quitado el olor, los hurones seguirán conservando un olor almizclado más suave que a algunas personas les resulta desagradable.

Por lo tanto, dentro de las cosas curiosas sobre estos animales, si eres sensible al olor y estás considerando un hurón como mascota, es posible que desees pasar algún tiempo alrededor de uno para asegurarte de que puedes tolerar el olor antes de traer un hurón a casa.

3. A los Hurones les Gusta la Compañía

Los hurones son criaturas sociales que suelen vivir en grupos o colonias en la naturaleza. Como les encanta la compañía, los hurones domésticos suelen buscar a los miembros de la familia humana o a otros hurones para pasar el rato.

Es mucho más divertido jugar cuando tienes amigos con los que jugar. Por eso, muchos propietarios de hurones acaban teniendo más de uno.

En raras ocasiones, dos hurones pueden no llevarse bien. Por eso, si adquieres más de un hurón, deberás supervisar sus interacciones durante varios días para asegurarte de que se llevan bien antes de poder dejarlos solos sin peligro.

Para minimizar la competencia entre hurones, cada uno de ellos debe tener el mismo acceso a la comida, los juguetes, los escondites y las zonas para dormir, de modo que sea menos probable que se peleen por los recursos.

4. Los Hurones Necesitan Correr

Una más de las cosas curiosas sobre hurones es que les encanta acurrucarse y dormir, sobre todo si pueden encontrar un lugar cálido para la siesta, pero cuando no están durmiendo, también les gusta correr, saltar, trepar y esconderse. A los hurones también les gustan los juguetes.

Los hurones jóvenes, en particular, disfrutan correteando por el suelo y persiguiendo juguetes. El ejercicio para los hurones es clave, o comerán en exceso por aburrimiento y se volverán obesos.

Así que, si vas a tener un hurón, planifica mucho tiempo fuera de la jaula para que corra.

5. Los Hurones lo Mastican Todo.

Los hurones se llaman así porque literalmente «huronean» todo. Mastican, desentierran y arrancan casi todos los objetos que encuentran, especialmente cuando son jóvenes y muy curiosos.

Los objetos de espuma, goma o tela, incluidos los muebles y los zapatos, son sus favoritos. Estos animales roban notoriamente todo lo que pueden llevarse a la boca y guardan sus tesoros en los armarios, debajo de las camas o en cualquier lugar donde puedan esconderlos.

Este comportamiento travieso puede acarrear importantes problemas de salud, ya que los objetos extraños que tragan inadvertidamente pueden atascarse en su tracto gastrointestinal y causar obstrucciones potencialmente mortales que requieren tratamiento quirúrgico.

Por eso, si decides tener un hurón como mascota, tendrás que comprometerte a proteger tu casa. Eso significa recoger todo lo que hay en el suelo, crear una zona a prueba de hurones que esté libre de cosas tentadoras para masticar y supervisar a tu nueva mascota siempre que esté fuera de la jaula.

6. Los Hurones Comen Carne

Los hurones salvajes son carnívoros que cazan y consumen roedores y conejos. Su tracto gastrointestinal ha evolucionado para digerir proteínas animales y no materia vegetal. Esta es otra de las cosas curiosas sobre hurones que te estamos contando.

Aunque un hurón doméstico también debería comer carne, su tracto intestinal no está adaptado a consumir carne cruda del mismo modo que sus congéneres salvajes. De hecho, los hurones domésticos pueden desarrollar infecciones intestinales graves con bacterias tóxicas como la Salmonela.

Los hurones domésticos deben ser alimentados con dietas formuladas comercialmente, con alto contenido en proteínas, grasas moderadas y pocos carbohidratos, que contienen todos los nutrientes que necesitan los hurones. Estas dietas también han sido preparadas para eliminar las bacterias potencialmente dañinas.

Hay varias dietas de croquetas disponibles para los hurones, y en general les encantan.

Antes de que se desarrollaran dietas específicas para hurones, mucha gente alimentaba a sus mascotas con comida para gatos. En general, es preferible utilizar la comida para hurones disponible en el mercado en lugar de la comida para gatos porque las dietas específicas para hurones satisfacen mejor sus necesidades nutricionales.

Ver ¿Qué se le Puede Dar de Comer a un Hurón?

7. Los Hurones Necesitan Revisiones Veterinarias Anuales

Uno de los datos curiosos sobre los hurones es que pueden llegar a vivir entre 6 y 9 años o más, por lo que es importante proporcionarles una atención veterinaria preventiva y constante. Deben visitar a su veterinario anualmente y luego semestralmente a medida que envejecen.

Al examinar a los hurones cada año, los veterinarios pueden diagnosticar y tratar antes las afecciones y pueden ayudar a los hurones a vivir más tiempo y más felices.

A partir de los 3 años de edad, los hurones también deben someterse a análisis de sangre anuales para asegurarse de que sus niveles de azúcar en sangre y sus funciones renales y hepáticas son normales.

A partir de los 5 años de edad, los hurones deben someterse a revisiones cada seis meses, ya que a esta edad suelen haber desarrollado más de una de las afecciones que suelen presentar a medida que envejecen.

8. Los Hurones Suelen Desarrollar Ciertas Enfermedades a Medida que Envejecen

Al estar los criaderos muy localizados, la endogamia, por desgracia, aumenta las posibilidades de desarrollar ciertas enfermedades, como los tumores de las glándulas suprarrenales y los tumores pancreáticos llamados insulinomas. Es otra de las cosas curiosas sobre hurones.

Estas enfermedades pueden aparecer en hurones de tan sólo un año de edad. Los hurones de más edad suelen desarrollar enfermedades cardíacas y otros tipos de cáncer.

Si estás planeando tener un hurón, debes esperar que, en algún momento, tu hurón desarrolle una o más de estas condiciones y requiera tratamiento veterinario.

9. Los Hurones Necesitan Vacunas

Los hurones pueden contraer y transmitir la rabia. Por lo tanto, en muchos de los lugares en los que son legales como animales de compañía, la ley exige que los hurones sean vacunados contra la rabia a los 4-5 meses de edad y después anualmente. Esta parte es fundamental dentro de las cosas curiosas de tu mascota.

Como dato curioso sobre los hurones, también son muy susceptibles de contraer el mortal virus del moquillo canino que suele afectar a los perros, pero se puede prevenir mediante la vacunación. Existe una vacuna contra el moquillo específica para hurones que debe administrarse inicialmente en una serie de tres inyecciones (con tres semanas de intervalo), a partir de los 2 meses de edad, y después anualmente.

En muy raras ocasiones, los hurones pueden presentar diarrea, vómitos o colapso después de recibir la vacuna contra la rabia o el moquillo. Por esta razón, los hurones que reciben vacunas deben esperar en el hospital veterinario durante 15 minutos después de recibir sus vacunas para asegurarse de que no tienen una reacción.

Los hurones que sufren reacciones a las vacunas no deben ser revacunados en el futuro si su reacción es grave.

Incluso si los hurones domésticos se mantienen en el interior, deben recibir vacunas de refuerzo anuales contra los virus de la rabia y el moquillo de por vida. Esto se debe a que sus propietarios pueden introducir el virus del moquillo dentro de sus casas en sus zapatos, y los hurones mascota también podrían tener contacto con la fauna silvestre, como los murciélagos, que pueden ser portadores del virus mortal de la rabia.

10. Los Hurones Necesitan un Preventivo contra las Pulgas y el Gusano del Corazón

Una más de las cosas curiosas sobre hurones es que al igual que los gatos y los perros, son susceptibles de sufrir una infestación por pulgas y una infección mortal por el gusano del corazón. Esto es cierto incluso para los hurones que se mantienen en el interior, ya que las pulgas pueden entrar desde el exterior, especialmente si hay perros y gatos en la casa. Los mosquitos también pueden entrar en casa y transmitir la enfermedad del gusano del corazón a los hurones de interior.

Los veterinarios expertos en hurones pueden recetar preventivos contra las pulgas y el gusano del corazón que sean seguros para su uso en hurones, ya que no todos los productos contra las pulgas y el gusano del corazón son adecuados para tu mascota.

11. Los Hurones Tienen Bolas de Pelo

Este tipo de mascotas sueltan mucho pelo, sobre todo cuando hace calor, y al igual que los gatos, pueden ingerirlo al lamerse y acicalarse. Esto significa que, al igual que los gatos, los hurones también pueden producir bolas de pelo. Esta es otra de las curiosidades de tu mascota.

Si ingieren una gran cantidad de pelo, este puede pegarse en sus intestinos y causar una obstrucción potencialmente mortal.

Los hurones con tumores en las glándulas suprarrenales suelen perder mucho pelo como resultado de las hormonas que segregan sus tumores, y esto a menudo les predispone a desarrollar bolas de pelo.

Para evitar que se formen bolas de pelo, los hurones deben ser cepillados al menos una vez a la semana con un peine de dientes estrechos destinado a cepillar a un hurón o a un gato.

Si el hurón tiene una muda excesiva, los laxantes para bolas de pelo fabricados para hurones o gatos pueden facilitar el paso del pelo por el tracto gastrointestinal. Pueden administrarse por vía oral una o dos veces por semana.

Si te preocupan las bolas de pelo de tu hurón, consulta a tu veterinario.

¿Buscas realizar un curso de auxiliar de veterinaria online?.- Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un auxiliar especializado en el mundo de la veterinaria, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo de la salud animal, estudia un curso o Máster especializado online. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

Curso de Auxiliar Veterinaria Online

Ver Formaciones de Auxiliar de Veterinaria
No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «Cosas Curiosas Sobre Hurones», te animamos a realizar un curso de auxiliar de veterinaria online o físicamente! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Reino Animal » Cosas Curiosas Sobre Hurones. Datos y Curiosidades de tu Mascota